Los pacientes con cáncer de páncreas que participan en estudios clínicos tienen mejores resultados.

Editor’s note: April is National Minority Health Month. This blog, entitled “Diverse Patient Participation Crucial for New Treatment Options,” has been translated for our Spanish-speaking audience. You can read the English version here.

Uno de los temas más importantes sobre los estudios clínicos es la participación de los pacientes. A nivel nacional, solo 4 por ciento de los pacientes con cáncer de páncreas participan en los estudios clínicos. Este número es demasiado bajo, especialmente para el cáncer más difícil del mundo.

Los pacientes con cáncer de páncreas que participan en los estudios clínicos tienen mejores resultados. Todos los tratamientos que están disponibles hoy fueron aprobados por medio de un estudio clínico. El  Pancreatic Cancer Action Network (PanCAN) recomienda que pacientes participen en estudios clínicos cuando son diagnosticados y durante cada decisión de tratamiento.

Aprenda Más Sobre los Estudios Clínicos

En la lucha contra el cáncer de páncreas, los estudios clínicos pueden proporcionar las mejores opciones de tratamiento. También, los pacientes que participan en estudios clínicos reciben acceso a tratamientos innovadores que pueden llegar a ayudar con investigaciones científicas, proveer mejores opciones de tratamiento y mejores resultados para los pacientes.

Sin un aumento en la participación de los estudios clínicos, podría ser más difícil para la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobar nuevas opciones de tratamiento. Este impacto es particularmente importante para los pacientes latinos y afroamericanos que tienen cáncer de páncreas.

La campaña “I’m In” (que significa “Soy Incluido”) fomenta la diversidad en los estudios clínicos. Esta campaña reveló una estadística sorprendente: “La comunidad afroamericana constituye el 13 por ciento de la población de los Estados Unidos, y su participación en los estudios clínicos es de solo el 5 por ciento. Los latinos representan el 17 por ciento de la población de los Estados Unidos y su participación en los estudios clínicos también es demasiado mínima, representando solo el 1 por ciento de los participantes.

En Los EE.UU., los afroamericanos tienen una incidencia más alta para el desarrollo de cáncer de páncreas. La incidencia de los afroamericanos es 61 por ciento más alta que otros grupos étnicos y raciales.1 La incidencia también es alta en la comunidad de los judíos asquenazíes porque posiblemente hay mutaciones genéticas que involucran el cáncer de mama (BRCA) que se encuentran en aproximadamente el 2.5 por ciento de los judíos asquenazíes. Estas mutaciones aumentan su riesgo para desarrollar el cáncer de mama, pero también el cáncer del páncreas.

Los tumores pancreáticos pueden tener diferencias biológicas dentro de sus células que afectan la forma en que el tumor crece y responde al tratamiento.

La campaña, I’m In, explica que la participación de Latinos y Afroamericanos es importante para los estudios clínicos: “La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) informa que la diversidad en los estudios clínicos podría ayudar a los investigadores a encontrar mejores maneras de combatir las enfermedades que afectan desproporcionadamente a poblaciones específicas”.

Déjenos ayudarle: comuníquese en inglés o español con un Socio de nuestro programa de servicios para el paciente, Patient Central para obtener información sobre estudios clínicos o para cualquier otra pregunta que tenga.

Contact a Patient Central Associate
Llame al (877) 272-6226 de lunes a viernes, 7 a.m. – 5 p.m. tiempo Pacífico o por correo electrónico a patientcentral@pancan.org.

Read this article in English.

 


1Howlader N, Noone AM, Krapcho M, Miller D, Bishop K, Kosary CL, Yu M, Ruhl J, Tatalovich Z, Mariotto A, Lewis DR, Chen HS, Feuer EJ, Cronin KA (eds). SEER Cancer Statistics Review, 1975-2014, National Cancer Institute. Bethesda, MD, https://seer.cancer.gov/csr/1975_2014/, based on November 2016 SEER data submission, posted to the SEER web site, April 2017.