La Cirugía con la Técnica de Whipple

La cirugía con la técnica de Whipple, o duodenopancreatectomía, es la cirugía que se realiza con mayor frecuencia para el cáncer de páncreas. En un procedimiento de Whipple estándar, el cirujano extirpa la cabeza del páncreas, la vesícula biliar, parte del duodeno, una pequeña parte del estómago y los ganglios linfáticos cercanos a la cabeza del páncreas. Luego, vuelve a conectar lo que queda del páncreas y los órganos digestivos a fin de que las enzimas pancreáticas digestivas, la bilis y el contenido del estómago fluyan hacia el intestino delgado durante la digestión. En otro tipo de procedimiento de Whipple llamado Whipple con conservación del píloro, no se extirpa la parte inferior del estómago, o píloro. En ambos casos, la cirugía, por lo general, dura entre 5 – 8 horas.

La complicación más común después de un procedimiento de Whipple es el retraso de la evacuación gástrica, una afección en la que el estómago tarda demasiado en vaciar su contenido. Por lo general, después de 7 a 10 días, el estómago comienza a funcionar de forma adecuada. Si persiste el retraso de la evacuación gástrica se puede comenzar una alimentación complementaria a través de un tubo. La afección, por lo general, dura de otros 7 a 10 días, aunque puede ser un problema durante algunas semanas. La complicación más grave es la infección abdominal debido a la filtración en el sitio donde se conecta el páncreas al intestino. Esto ocurre en aproximadamente un 10% de los pacientes y, por lo general, se trata con una combinación de tubos para drenaje, antibióticos y alimentación complementaria por tubo. Los pacientes que se han sometido al procedimiento de Whipple pueden sufrir efectos a largo plazo, incluidos problemas digestivos.

El Pancreatic Cancer Action Network le agradece a Kathleen Wagner y a la Fundación Hamill y al MD Anderson Cancer Center por las ilustraciones proveídas para esta página.

La información proporcionada por el Pancreatic Cancer Action Network, Inc. (“PanCAN”) no es un substituto para el consejo médico, diagnóstico, tratamiento u otros servicios de atención médica. PanCAN puede proporcionarle información sobre médicos, productos, servicios, estudios clínicos o tratamientos relacionados con el cáncer de páncreas, pero PanCAN no recomienda ni respalda ningún recurso de atención de la salud en particular. Además, tenga en cuenta que cualquier información personal que usted proporciona a los socios de PanCAN durante las comunicaciones telefónicas y / o correo electrónico puede ser almacenada y utilizada para ayudar a PanCAN a cumplir con su misión de ayudar a los pacientes con cáncer de páncreas, y de la búsqueda de curas y tratamientos para el cáncer de páncreas. La información almacenada puede utilizarse para informar a los programas y actividades de PanCAN. La información también puede ser proporcionada en forma agregada o limitada a grupos terceros para guiar futuros esfuerzos de investigación científica y tratamiento del cáncer de páncreas. PanCAN no proporcionará información directa de identificación personal (como su nombre o información de contacto) a terceros sin su consentimiento previo por escrito, a menos que sea requerido o permitido por la ley.