Cambios Nutricionales Después de Una Cirugía Pancreática

Los pacientes con cáncer de páncreas que se someten a una cirugía pancreática generalmente tienen muchas preguntas e inquietudes con respecto al cuidado nutricional postoperatorio. Primero que todo, los pacientes y las personas que los atienden deben entender que cada paciente tiene necesidades nutricionales únicas. Todos los pacientes deben consultar con un nutricionista certificado o doctor antes de hacer cualquier cambio a su dieta y para crear un régimen alimenticio apropiado.

A corto plazo – Recomendaciones Nutricionales Postoperatorias:
  • Si el paciente tiene una sonda Y, el ciclo de alimentación inicialmente será constante y gradualmente se cambiará solamente a la noche.
  • Empiece consumiendo líquidos claros y gradualmente introduzca alimentos sólidos.
  • Coma alimentos pequeños.
  • Evite los alimentos grasosos y fritos.
  • Limite el consumo de frutas y verduras crudas, y auméntelo gradualmente según lo tolere.
A largo plazo – Recomendaciones Nutricionales Postoperatorias:
  • Puede ser necesario que el paciente evite o limite alimentos fritos, grasosos y con alto  contenido de grasa.
  • Consuma grasas de fuentes saludables como el aceite de oliva, aceite de canola, aceite de cacahuate, frutos secos, semillas y aguacates.
  • Trate de consumir por lo menos 2.5 porciones de frutas y verduras al día.
  • Tome enzimas pancreáticas si es necesario.
  • Tome medicamentos para reducir los ácidos estomacales con la supervisión del médico.
  • Realice por lo menos 30 minutos diarios de actividad física.  El paciente puede considerar el entrenamiento con pesas, con la recomendación del cirujano.

RECOMENDACIONES GENERALES DESPUÉS DE UNA CIRUGÍA PARA EL CÁNCER DE PÁNCREAS

  • Tome la cantidad recetada de enzimas pancreáticas con todas las comidas y los refrigerios.
  • Gradualmente aumente el consumo de alimentos sólidos.
  • Evite los alimentos con alto contenido de grasa o fritos.
  • Aumente el consumo de alimentos ricos en nutrientes.
  • Consuma entre 6–8 comidas pequeñas diariamente para evitar sentirse demasiado lleno. Las porciones pequeñas son más fáciles de digerir. Considere comer en intervalos de 2-3 horas.
  • Beba al menos 6–12 vasos de líquido diariamente. La falta de líquido puede producir fatiga, mareos y náuseas.
  • Beba poco líquido con las comidas. Beber demasiado líquido a la hora de la comida puede limitar el consumo de alimentos, ya que los pacientes se pueden llenar muy rápido o sentir nausea. Si bebe muchos líquidos con las comidas, limitará el espacio para los alimentos sólidos que son ricos en calorías y en nutrientes. Los líquidos se deben beber una hora antes o una hora después de la comida.
  • Consuma bebidas que contengan calorías, nutrientes y proteína como jugos, batidos o suplementos alimenticios médicos. Éstas bebidas si se pueden consumir durante la comida.
  • Evite las bebidas alcohólicas.
  • Durante los períodos de náusea, normalmente se toleran mejor los alimentos secos que los líquidos.
  • Evite el consumo de azúcares simples concentrados si se presentan síntomas de intolerancia a la glucosa o de evacuación gástrica rápida. Los síntomas de intolerancia a la glucosa incluyen sed extrema, ganas de orinar frecuentemente, visión borrosa y fatiga. Los síntomas de evacuación gástrica incluyen enrojecimiento de la piel, mareos, debilidad, dolor abdominal, náusea, vómito y diarrea.
  • Considere tomar suplementos multivitamínicos. Si tiene diarrea provocada por la malabsorción de grasas, puede ser necesario consumir calcio y vitaminas liposolubles como las vitaminas A, D, E y K. Pregúntele a un profesional de la salud sobre la dosis adecuada de cada vitamina.
  • Pregunte al médico si el hierro o inyecciones de vitamina B12 pueden ayudar con la anemia.
  • Lleve un diario de la dieta del paciente después de la cirugía y mantenga un registro del tipo y cantidad de comida que consume el paciente. También incluya el peso del paciente, la cantidad de enzimas pancreáticas, el horario de las deposiciones y el nivel de azúcar. Esta información puede ayudar al doctor a evaluar el progreso del paciente y a hacer recomendaciones adicionales.

La información proporcionada por el Pancreatic Cancer Action Network, Inc. (“PanCAN”) no es un substituto para el consejo médico, diagnóstico, tratamiento u otros servicios de atención médica. PanCAN puede proporcionarle información sobre médicos, productos, servicios, estudios clínicos o tratamientos relacionados con el cáncer de páncreas, pero PanCAN no recomienda ni respalda ningún recurso de atención de la salud en particular. Además, tenga en cuenta que cualquier información personal que usted proporciona a los socios de PanCAN durante las comunicaciones telefónicas y / o correo electrónico puede ser almacenada y utilizada para ayudar a PanCAN a cumplir con su misión de ayudar a los pacientes con cáncer de páncreas, y de la búsqueda de curas y tratamientos para el cáncer de páncreas. La información almacenada puede utilizarse para informar a los programas y actividades de PanCAN. La información también puede ser proporcionada en forma agregada o limitada a grupos terceros para guiar futuros esfuerzos de investigación científica y tratamiento del cáncer de páncreas. PanCAN no proporcionará información directa de identificación personal (como su nombre o información de contacto) a terceros sin su consentimiento previo por escrito, a menos que sea requerido o permitido por la ley.